Un BUP y COU enriquecedor…

Y llego el momento de ir al instituto, decirle adiós al parque de la Güineueta e ir a otros lugares.

En esta ocasión la elección de mis padres estuvo acertada aunque tenia que coger un BUS urbano durante 35 minutos aproximadamente para llegar al Cristo Rey, un Instituto concertado donde podías cursar BUP y COU para prepararse para una selectividad que todavía se veía muy lejana.

Estaba Situado cerca de donde empieza la calle Balmes. Actualmente donde estaba el Instituto y sus grandes espacios se encuentra la clínica Quiron.

Una de las mejores cosas que recuerdo de esos años son la gente que conocí y también los ratos y ratos de espera de bus y los trayectos que daban para observar y pensar sobre una sociedad acelerada y cambiante a todo momento, perfiles humanos urbanitas que se iban moldeando a una sociedad que les ofrecía mucho pero cada vez les quitaba más. Más enseñanzas de horas de calle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *