Wellcome to Priorat

Pasado un año de Wasman en Benestar i Familia, y aunque sintiéndome el rey del mundo a nivel profesional, tanto a nivel de sueldo como de trabajo, mi pensamiento más habitual solía ser “Cuando me jubile, me iré a vivir a un pueblo pequeño de montaña” .

Lo tenia todo en la ciudad, pero algo dentro de mi me estaba diciendo que mi entorno natural no era ni el metro ni la ciudad, ni ese proyecto que estabilice desde el principio y me permitió despreocuparme bastante en los posteriores meses. Quería vivir en el campo y trabajar desde casa, hacer webs para hoteles, restaurantes, aplicaciones para cooperativas, etc…

Así que después de pensarlo bastante, decidí dejar la ciudad un tiempo, pensé, porque tengo que esperar a jubilarme si puedo probarlo ahora y si no va bien pues vuelvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *